¿Serán las cenizas de un fénix?

Abrazos correspondidos que no desean llegar a su fin

Miradas y caricias sinceras que ven más allá

Besos que lo palpan

Y curiosas brechas que todo lo cambian

Que crean llamas de esperanza

Que hacen templado el fuego

Y apagan los impulsos de vuelo

 

Incertidumbre de constancia, pero inmortal firmeza en el instante.

 

¿Acaso somos portadores del fuego?

Tan solo sé que cada vez te necesito más cerca.

Leave a Comment