Un juego llamado poder


Perseguimos dinero, fama y bienes (siendo todo lo mismo que poder); y nos damos cuenta que estos mismos por si sólos dan más dinero, fama y bienes (poder), y que de echo, cuanto más nos dediquemos a ellos, más obtendremos; es simplemente un juego donde como humanos, imaginamos que poseemos todo aquello, y nos educan desde pequeños a jugar a este juego… El fallo social viene cuando la gente confunde ese juego con su propia vida y nos dicen que si fracasamos en él, entonces no podremos ser nada; y a aquellos que fracasan, parte de la sociedad sumida en el juego deja de respetarlos… Lo más terrible viene cuando gente que considera que el juego es su vida, considera que también la vida del resto de personas pertenece a este juego, y entonces prefiere que muchas personas sufran y mueran por su codicia, a perder parte del juego… Lo irónico de todo esto, es que al final todo lo acumulado desaparecerá de nuestras vidas, ya sea porque muramos, o porque dejemos de jugar, tan solo hemos imaginamos que todo aquello era nuestro, pero nunca lo fue.

El (poder) dinero, fama y bienes no debe de ser el fin de esta sociedad, sino uno de los medios por la cual pueda mejorar y desarrollarse; lamentablemente a día de hoy el desarrollo y creación es uno de los medios por los cuales obtenemos (poder) fama, dinero y bienes.

Si quieres cambiar algo, crea la acción, comienza por ti mismo, no criticando al resto ni evadiéndote.

Comments
  • Gosen:

    Si señor un buen escrito.
    Pero no creo que el cambio pueda hacerse

    • wurik:

      Nunca dudes que un pequeño grupo de ciudadanos pensantes y comprometidos pueden cambiar el mundo. De hecho, son los únicos que lo han logrado. Margaret Mead

Leave a Comment